“Saber otro Idioma  es  como poseer una segunda alma”.
Carlomagno 

Actualmente vivimos en un mundo globalizado en el cual las personas necesitamos desarrollar las competencias necesarias para comunicarnos los unos con los otros, no sólo  en el ámbito económico  y educativo, sino también en el ámbito social.  El aprendizaje de idiomas hace posible romper las barreras y fronteras que limitan la comunicación y la relación entre países  y culturas.

Una de mis grandes pasiones desde pequeña fue estudiar idiomas, porque poder hablar y entender lo desconocido me causaba un efecto mágico, como cuando te internas en un libro de aventuras que te cautiva y lo lees durante horas hasta llegar a un inesperado final, por eso la materia de idiomas no era cursar una materia más, ¡no! Yo deseaba descubrir esas nuevas maravillas que se abrían ante mí al aprender una nueva lengua y la cultura que la acompañaba.

Ignoraba entonces todas las oportunidades que el aprendizaje de una segunda o tercera lengua me traerían, como facilitar el estudio del idioma en las escuelas, porque desde el nivel básico hasta el superior, se veía como una materia obligatoria o incluso esencial para concluir la carrera; También me regaló mi vocación, que es la enseñanza del idioma inglés en los distintos niveles educativos, sin embargo, el mayor beneficio es tratar con personas de otro países e intercambiar nuestras culturas.

Estudiar un segundo idioma nos permite enriquecer nuestra vida, beneficiarnos de la diversidad cultural,  obtener becas para movilidad académica o profesional,  becas de posgrado,  trabajar en el extranjero, además de expresarnos ante los demás de un modo comprensible.

Con base en nuestra experiencia, sabemos la enorme importancia que tiene aprender idiomas en este mundo tan demandante, por lo que tenemos la responsabilidad de transmitir dicho conocimiento a nuestros alumnos y alumnas,  hijos e hijas  y a las personas que nos rodean.

Cualquier idioma que nos interese nos ayudará a expandir nuestras oportunidades y desarrollará nuevas habilidades en nuestra educación, profesion y, sobre todo en nuestra vida.

Lic. Alma Angélica de León Sánchez
Docente de inglés en educación básica

y en la Escuela Normal Pablo Livas