De la conducta de cada uno,
depende el destino de todos.
Marco Antonio

Ante la amenaza de contagio por COVID-19, la fuerza de la prevención colectiva se manifiesta en la medida que se atienden las indicaciones de la Secretaría de Salud.

Desde hace unas semanas, a partir del 17 de marzo hemos llevado a cabo una forma diferente de trabajar, ante las situaciones no previstas derivadas de la declaración de pandemia por las autoridades, se han tomado decisiones que permiten que continuemos aprendiendo, sin poner en riesgo la integridad de los miembros de la comunidad normalista.  El Secretario de Educación, Lic. Esteban Moctezuma Barragán en sus diversos mensajes ha reconocido la diversidad de nuestro país, y las condiciones diferenciadas de ciudades, pueblos, rancherías y comunidades, por lo que el personal directivo y docente trabaja en función de sus posibilidades.

En el caso de la Escuela Normal Pablo Livas, el uso de las herramientas de la información y la comunicación han ayudado para mantener una constante comunicación entre actores educativos lo que ha permitido continuar nuestra labor de manera ininterrumpida. Gracias a los avances en el proyecto Comunidades Digitales de Aprendizaje, fue sencillo y rápido para la comunidad normalista llevar la dinámica de las aulas al ambiente digital; el liderazgo de nuestra directora Dra. Mireya Chapa Chapa, nos ayuda a completar esta tarea, estando siempre al pendiente y con la disponibilidad que la caracteriza, además de que se mantiene en constante actualización y en la búsqueda e implementación de estrategias que permitan que la institución sea una “organización que aprende” (Senge, 1990). Paradójicamente, esta nueva forma de interactuar ha permitido entre otras cosas nuestro crecimiento personal, pues cada uno ha puesto en práctica humanismo y empatía para afrontar los retos que presenta este cambio de vida.

Asimismo se ha enfatizado en mantener medidas preventivas como el lavado de manos, cubrir la nariz y boca al estornudar con el ángulo interno del brazo, saludar sin tener contacto con las personas, limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso diario, evitar el contacto con personas que tengan síntomas de enfermedades respiratorias, no auto medicarse, no escupir e impulsar el distanciamiento social dentro y fuera de la casa, así como también el cuidar de las personas más vulnerables de contagio, todo esto mediante infografías, carteles e imágenes que se han difundido en nuestras redes sociales.

Los maestros tenemos el compromiso como agentes de transformación del país en hacer que nuestros alumnos salgan adelante a pesar de la distancia, y esto trasciende los medios, pues gracias a las tecnologías de la información y la comunicación mantenemos una conexión eficaz que nos permite seguir con las actividades diseñadas en nuestros planes de estudio y apoyando su aprendizaje, pues estamos juntos en la distancia.

Mtra. Talina Aurora Landín González
Jefa del Departamento de Vinculación,
Extensión y Difusión Educativa